A finales del pasado mes de enero la Seguridad Social comunicó el aplazamiento temporal de la subida de la cuota de autónomos. Así lo pactó el ministerio que dirige José Luis Escrivá con las organizaciones de autónomos (ATA, UPTA y UATAE). Esto, por cierto, se enmarcaba dentro del acuerdo que prorrogó, con algún que otro cambio, hasta el 31 de mayo, las ayudas para los trabajadores por cuenta propia que habían visto su negocio afectado por la crisis.